Zitarrosa la voz de protesta

149

Alfredo Zitarrosa, el periodista, el cantante, el compositor, el que no debió irse pronto, nació en el camino rumbo al hospital Pereira Rossell. Sólo llegó a éste para ser registrado como Alfredo Iribarme, apellido de  su madre, Jesusa Blanca Nieve Iribarne, quien en ese momento contaba con 19 años.

Alfredo fue locutor de Radio Ariel, actor de teatro, periodista y poeta, cuyos trabajos en este oficio obtuvieron en 1959, el Premio de Poesía concedido por la Intendencia de Montevideo con su libro Explicaciones, que nunca quiso publicar. En el periodismo destacó su labor en el semanario Marcha.

Debutó como cantor popular junto a César Calvo y Martín Torres en 1961, iniciando una carrera artística marcada por sus numerosas variaciones de la milonga, su género preferido. Pese al carácter universalista de su compromiso político, no creía en las canciones universales, y toda su capacidad de creación se nutrió de la singularidad de su país.

Desde esta perspectiva estética, creó canciones imperecederas, como Guitarra negraAdagio en mi paísEl violín de BechoEl candombe del olvido y Canto de nadie. Sus canciones fueron prohibidas tras el golpe militar de 1973, tras el que inició su exilio, primero en España, y luego en México, donde compuso gran parte de sus obras. En 1984 volvió a Montevideo. En 1988 publicó su único libro de cuentos, Por si el recuerdo.

A poco de nacer, su madre lo dio a criar al matrimonio compuesto por Carlos Durán, y Doraisella Carbajal, empleada en el Consejo del Niño. 

En su adlescencia fue a vivir con su madre biológica y el argentino Alfredo Nicolás Zitarrosa, quien le dio su apellido.

Debutó profesionalmente como cantor el 20 de febrero de 1964, en Perú, en un programa que emitía el Canal 13, Panamericana de Televisión, comenzando así una carrera que nunca se interrumpiría. 

Poco después, al pasar por Bolivia de regreso a Uruguay, realizó varios programas en Radio Altiplano de la ciudad de La Paz. Debutó posteriormente en Montevideo, en 1965, en el Auditorio del SODRE(Servicio Oficial de Difusión Radioeléctrica). Su participación en este espacio le sirvió de peldaño para ser invitado, a principios de 1966, al ya reconocido Festival de Cosquín, en Argentina, al que volvió en 1985. 

Desde el principio, se estableció como una de las grandes voces del canto popular latinoamericano, con raigambre folclórica y clara ideología de izquierda.

En la década de 1960 fue votante y militante del Frente de Izquierda de Liberación (FIDEL), en el seno del Movimiento Popular Unitario que integraba aquella coalición. Luego siguió militando en el Partido Comunista de Uruguay hasta su muerte. En 1971 adhirió al Frente Amplio. Participó como cantor en innumerables actos políticos de estas organizaciones. 

Aquellas actividades, sumadas al contenido ideológico de su canción, le valieron el ostracismo y finalmente el exilio, durante los años de la dictadura (1973-1985). Sus canciones estuvieron prohibidas en Uruguay durante ese período, y más tarde en Argentina y Chile, por las dictaduras golpistas que gobernaron esos países. Vivió entonces, sucesivamente, en Argentina, España, México y, nuevamente, Argentina, a partir del 9 de febrero de 1976.

El 19 de abril de 1979, se trasladó definitivamente a México, donde venía realizando distintas presentaciones de la mano de Julio Solórzano, desde 1977. Se afincó en el Distrito Federal y, a pesar de que todavía seguía sin poder crear nuevas canciones, tuvo un importante desempeño, incluyendo un programa semanal en radio Educación y múltiples presentaciones en diversos escenarios, como el Auditorio Nacional. Durante ese periodo, que llegó hasta junio de 1983, realizó, también, actuaciones en otros países: Cuba, Venezuela, Perú, Australia y Estados Unidos, entre otros.

Falleció el 17 de enero de 1989, a causa de una peritonitis derivada de un infarto mesentérico.

0 Shares