Vacío informativo, el aliado de los golpistas

292

Violando la Ley de Empresas, el gobierno de facto de Bolivia intervino el periódico oficial del Estado, “Cambio”. Un diario que nace con el mandato del presidente Evo Morales y el cual destacó por ser plural y veraz en la información para los bolivianos. 

Después de 10 años de trabajo periodístico, es el 17 de noviembre cuando el gobierno de facto lo interviene y le cambia el nombre a “Bolivia”, pero conservando la leyenda del Estado Plurinacional de Bolivia.

La intervención fue ejecutada por Roxana Lizárraga, ahora ministra de Comunicación del gobierno de facto que llevó a cabo la operación sin notarios, ni ejecutivos, violando la ley en la materia del periódico estatal “Cambio”, cliente de Empresa Pública Editorial del Estado. 

En un tuit del nuevo diario, se explica: “informamos a la ciudadanía que desde hoy este medio estatal de comunicación cambia su nombre a “Bolivia”, tanto en la edición impresa como en las cuentas de Facebook y Twitter, así como la página digital también tendrá cambios que haremos conocer oportunamente”.

MANIPULANDO LA INFORMACIÓN

Recordemos el 11 de abril de 2002, cuando la derecha venezolana con la ayuda del poder mediático, creó una situación de tensión para enfrentar al pueblo contra el pueblo, derivando en un golpe de Estado por 47 horas contra el comandante Hugo Chávez. 

Frente a este escenario, en la madrugada del 12 de abril, el líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez Frías se entregó como prisionero para evitar más muertes.  

Es así que los golpistas toman por asalto la cadena Venezolana de Televisión (VTV), que es la principal televisora del Estado, en señal abierta las 24 horas y transmisión en vivo de programas informativos y de opinión. Este canal fue víctima de la toma violenta por parte de grupos opositores, “para evitar que se dijera la verdad mientras ellos estaban diciendo mentiras”.

Con la transmisión suspendida lograron ejecutar un vacío de información porque, según la versión golpista, el presidente Chávez había renunciado, con ello justificaron y la usurpación de la presidencia.

Las televisoras y diarios privados en sus emisiones mintieron, ocultaron la verdad, manipularon y fueron cómplices de la masacre contra la población.

Así, en cadena nacional privada, el general Lucas Rincón, anunciaba que se le había solicitado la renuncia al presidente y que éste había aceptado.  

Es después de este anuncio que los medios cómplices de los golpistas festejaron la caída del gobierno democrático, mientras que el presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Pedro Carmona Estanga, era presentado en televisión como líder del movimiento golpista.

Se realizaron allanamientos y agresiones por todo el país a diferentes funcionarios del Gobierno. Detuvieron sin orden judicial al (para ese entonces) diputado Tarek William Saab y al ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín, pero esto nunca se informó.

Pero por el otro lado, en las portadas y las emisiones informativas se festejaba la caída del gobierno democrático de Hugo Chávez: El Universal tituló “¡Se Acabó!”.

El movimiento golpista sabía que callando a VTV lograría su cometido de manipulación no sólo nacional, sino en el extranjero. Por ningún medio, ni impreso, ni audiovisual decían algo sobre cómo fue apagada la transmisión de esta pantalla.

296 Shares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí