“Técnicamente no hay recesión”: AMLO

99

Además de los indicadores de crecimiento, el presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió ver que “técnicamente no hay recesión”, lo cual no les gusta a los técnicos, pero los parámetros de para medir  crecimiento y bienestar no son los mismos.

En la cita  matutina con los medios de comunicación en Palacio Nacional, el jefe del ejecutivo federal, subrayó la importancia de reconocer que “no es lo mismo crecimiento que desarrollo”, pues este último “significa crecer con bienestar”.

Al respecto, resaltó que a once meses de gobierno se “han creado empleos, el salario ha aumentado como nunca, la economía popular anda bien”, lo cual se refleja en el incremento al consumo, tanto en tiendas departamentales como en el comercio al menudeo.

El presidente López Obrador añadió que el peso se ha revaluado y “no es para presumir, pero es la segunda moneda en el mundo que más se ha fortalecido con relación al dólar”.

Además, no han aumentado los precios de las gasolinas, del diesel, el gas ni la luz, y se ha recuperado la producción de petróleo, misma que mantuvo una caída constante.

Tan solo el año pasado, precisó, 200 mil barriles diarios de petróleo, pero “en el tiempo que llevamos ya no cayó, por primera vez en 14 años”.

Y no solo eso, anunció, “antes de que termine el año, vamos a estar produciendo 50 mil barriles más”.

Solo para mantener fresca la memoria, el presidente de la República, pidió no olvidar los periodos de gobierno de Ernesto Zedillo (1994-2000) y de Felipe Calderón (2001-2012), cuando la economía cayó 7 y 5 por ciento, respectivamente. Situación soslayada por los adversarios a la Cuarta Transformación.

Otro dato para documentar el panorama económico es “por la deuda de Pemex se tenían que pagar intereses de 7 por ciento, por los bonos. Ahora solo se paga el 5 por ciento, es decir, 2 puntos menos”, indicó López Obrador. 

“Entonces, vamos bien en la parte económica. Ha aumentado la recaudación en términos reales, tenemos presupuesto” y si el crecimiento es escaso, de acuerdo a los indicadores, es “porque estamos poniendo orden; ya no es gastar por gastar; ya no es otorgar contratos a diestra y siniestra”, dijo.

Y “no es para presumir, pero hay finanzas públicas fuertes y sanas”. 

1 Shares