Grandes pensadores, artistas y protagonistas del activismo social dejaron su huella en la humanidad y aportaron desde nuestro país y América Latina importantes obras, letras y acciones en defensa de los derechos humanos, la cultura y la historia. 

Este año que concluye, fallecieron estos revolucionarios sociales: 

Francisco Toledo

Este genio zapoteco de la plástica, fue esencialmente pintor y escultor; murió el 5 de septiembre, a los 79 años de edad. Fue reconocido no sólo por sus obras, sino por su lucha a favor de la conservación del patrimonio cultural, el medio ambiente y la promoción artística. 

El artista oaxaqueño, en sus pinturas más conocidas, retrató la vida silvestre, como: chapulines, sapos, venados, armadillos; representó la sexualidad y la muerte. Pero además, fue un hombre que protestó y utilizó gran parte de su obra para manifestarse en contra de acontecimientos sociales de injusticia, como la desaparición de los 43 normalistas de Iguala, Guerrero.  

Miguel León Portilla

El primero de octubre, México le dio el adiós definitivo al antropólogo que dedicó su vida a relatar la historia de nuestras raíces. Miguel León Portilla fue un historiador fuera de serie, que con su texto “La visión de los vencidos” se convirtió en un autor clásico. 

Su interés por los pueblos prehispánicos que plasmó en sus sensibles relatos, generó entre la Academia un profundo respeto por la genialidad que desarrolló durante su vida como profesor y poeta. Destacó siempre por ser un hombre de letras, culto y, sobre todo, un ser humano sencillo.  

Rina Lazo

La pintora guatemalteca Rina Lazo falleció el primero de noviembre. Formó parte del movimiento muralista en México y fue asistente del pintor Diego Rivera, quien la consideró su mejor estudiante.

Lazo participó en obras como El agua, Origen de la vida sobre la tierra, La Universidad, La Familia Mexicana, la Paz y la Juventud Deportista. Fue reconocida como una crítica del arte contemporáneo, comprometida con las causas sociales.

Marta Harnecker

A la edad de 82 años, falleció la teórica marxista argentina Marta Harnecker. La autora de “Conceptos Elementales del Materialismo Histórico” murió por cáncer el 21 de junio. 

Harnecker es considerada como una de las principales figuras de la izquierda en Latinoamérica, no sólo por difundir sus pensamientos, sino por formular hipótesis luego de haber vivido bajo el gobierno de Salvador Allende y luego sobrevivir al de Augusto Pinochet. 

José de la Colina

La dictadura franquista orilló a que finalmente se quedara a vivir en México el escritor José de la Colina, quien falleció el 4 de noviembre, a los 85 años. Fue escritor, guionista, crítico de cine y apasionado literato. 

Tras una larga amistad con Luis Buñuel, cineasta mexicano, publicó junto con Tomás Pérez Turrent el libro “Luis Buñuel, prohibido asomarse al exterior”, que recopila 50 horas de entrevista. Escribió nueve cuentos, ocho ensayos y una novela.

Pablo del Castillo

El 28 de junio falleció el fotoperiodista Pablo del Castillo, reconocido por formar parte de los fotógrafos Hermanos Mayo. Emigró a México tras la victoria de Francisco Franco en España. Fue uno de los mil 600 refugiados en el país tras la dictadura. 

Cubrió eventos históricos en nuestro país, como la construcción de la Torre Latinoamericana en la Ciudad de México, los Juegos Olímpicos del 68, las huelgas y la Matanza de Tlatelolco. Fue un reconocido periodista que mantuvo su trabajo a pesar de la represión. 

Floridor Pérez

Floridor Pérez falleció el 21 de septiembre. Fue un poeta chileno que perteneció a la Generación Literaria de 1960 y que fue encarcelado tras el golpe de Estado de 1973, por su actividad como literato revolucionario.En el encierro, escribió Cartas del prisionero, libro con gran valor histórico y social por denunciar la situación política de su tiempo. Además, fue reconocido por sus estudios sobre personajes como Pablo Neruda y Gabriela Mistral.

2 Shares