Reconoce la ONU esfuerzos para abordar el desplazo forzado de personas

127

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reconoció la importancia de las medidas que han adoptado diversos estados de la Organización de Estados Americanos (OEA) para abordar las dinámicas del desplazamiento forzado en la región.

La entidad internacional estimó necesario recordar a los Estados integrantes, entre ellos México, que todavía hay cientos de miles personas que requieren protección internacional y que por tanto deberían ser reconocidas como refugiadas, al tiempo de garantizarles el principio a la no devolución, la protección complementaria u otra respuesta de protección internacional, así como sus derechos humanos.

En un contexto en el que los desplazamientos forzados siguen aumentando de manera dramática a nivel global, el informe “Tendencias Globales: Desplazamiento forzado en 2018” del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), evidencia que para finales de 2018 en los países de las Américas se registraron 1 millón 26 mil solicitudes de asilo con sus casos pendientes de resolución; 232 mil 767 personas refugiadas, 58 mil 834 personas en situación similar a las de personas refugiadas, 23 mil 900 refugiados retornados y 8 millones 61 mil personas desplazadas internas.

En los últimos tres años el número de personas solicitantes de asilo ha crecido de manera alarmante en un 219 por ciento en las Américas, al tiempo que sólo se ha observado un aumento del 16 por ciento de las personas que han sido reconocidas como refugiadas.

La CIDH expresó su preocupación por la disparidad que existe entre el drástico aumento de personas solicitantes de asilo y el limitado aumento en el número de personas que han sido reconocidas como refugiadas.

De acuerdo con cifras del ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), para principios de junio de 2019, el número de personas venezolanas que abandonaron su país había alcanzado los 4 millones, de las cuales 3.2 millones se encuentran viviendo en países de América Latina y el Caribe.

Esta situación representa la mayor crisis de migrantes y refugiados de la historia reciente de las Américas.

0 Shares