Polarización, utopía de la derecha

206

El nuevo tema de algunos comentaristas de los medios hegemónicos es la polarización de la sociedad mexicana. Que, en caso de existir realmente este domingo 1 de diciembre hubiera desatado un zafarrancho callejero, con consecuencias muy graves; sin embargo, unos y otros, guardaron la calma, ni siquiera hubo provocaciones que desoír.

Así, desde una perspectiva mal intencionada se habla de una polarización que anotan está a punto de reventar en las calles. Son los medios los que intentan echar a pelear a los diferentes grupos y, desde luego responsabilizando al Presidente de la República.

México, como un país de orígenes diversos ancestralmente ha aprendido a convivir con todos, incluso con el contrincante, que los medios quieren denominar enemigos. La cultura plural de siglos, ahora se convierte en pluralidad ideológica, política, partidista.

Los mexicanos han aprendido y siguen aprendiendo en la materia de tolerancia, así lo han hecho en el ámbito religioso, de género, de tradiciones, de creencias, etc. Pero ahora los comentaristas que buscan pretextos para dividir a la sociedad, encuentra que la polarización es un tema que hay que analizar porque, según ellos, existe.

La democracia se asienta en la decisión de las mayorías, y son las mayorías las que sostienen el actual régimen. Saben que pueden disminuir un poco, pero también que pueden crecer, también un poco, pero que seguirán siendo mayoría inevitablemente, sobre todo con una oposición carente de opciones reales.

 Ante la imposibilidad de conformar un contrapeso los enemigos del régimen, nostálgicos de los privilegios, encuentran en la especulación informativa la mejor manera de sobrevivir haciendo del rumor una mercancía que está muy lejos de convertirse en verdad, y que cada día vale menos, por muchas veces que se repita.

La polarización de la sociedad mexicana no existe, hay que estudiar la confluencia de las culturas para darse cuenta de la armonía democrática que muestran las personas que tienen la valentía de salir a las calles a expresar su rechazo o su apoyo al actual gobierno.

Hay respeto desde las mayorías hacia las minorías y viceversa, saben que el camino es el mismo y tienen un destino común, no hay razón para descarrilarse uno al otro.

Regresar a los enfrentamientos entre los ciudadanos, volver a pelear entre iguales, sólo nos remitiría a los tiempos de barbarie que existía hace mucho tiempos en estas tierras. Es en esa barbarie donde viven los cazadores de pifias y lapsus que quieren convertir en delitos graves, provenientes de la actual administración pública.

Los comentaristas, autodenominados analistas políticos, quieren la polarización de una sociedad que quiere paz por sobre todas las cosas, no por miedo sino por civilidad, no por cobardía sino por dignidad. Los mexicanos no pueden enfrentarse nunca más contra los mexicanos. Pero los medios y sus escribanos quieren conocer el alcance de sus palabras y su influencia a través de un invento que hacen que la gente, de ambos bandos de la participación social, les dé la espalda definitivamente.

La polarización es la utopía de los que agotaron sus recursos para competir por las vías legales y democráticas con un partido y una propuesta que apenas comienza a dar muestras de su eficacia. Por ello quieren apresurar el paso como si en sexenios anteriores esos mismos medios y esos mismos mercenarios de la pluma, hubieran presionado a sus presidentes y funcionarios públicos.

La polarización social es el sueño de los carentes de ideas que puedan concursar, a través de las urnas con un proyecto que aprende de la realidad y al mismo tiempo refuerza sus ideas originales y fortalece sus proyectos más propios. La polarización social es la utopía de la derecha.  

3 Shares

1 COMENTARIO

  1. Debería él gobierno legítimo de Amlo,mandar un extrañamiento al grupo imagen por desinformar a la audiencia con críticas al gobierno sin ningún sustento sólo para desprestigiar las medidas que toma él gobierno,Como los nefastos,Esteban arce y Fernanda familiar quien se ha declarado ser súper amiga del juzgado genaro García Luna.

Comments are closed.