La visión de los vencidos

516

Los vicios implícitos que iniciaron con una costumbre inalterable perjudican para apreciar la realidad de manera adecuada, certera, precisa.

La autoridad única crea un pensamiento único, lo cual es propio de las dictaduras, así como el culto a la personalidad que se practicó en cada boletín de prensa durante muchos años y que las oficinas de Comunicación Social adoptaban como una condición sine qua non para permanecer en esos codiciados puestos.

Ahora que hay diferencias de opción dentro del gobierno de la Cuarta Transformación hay quienes, ingenuidad o mala intención de por medio, la califican de división irreconciliable.

Había una sola opinión sobre las decisiones del gobierno, y es que había solo una decisión, una voz, una interpretación “inequívoca” de la realidad, para los tres poderes de la unión que supuestamente deberían ser autónomos desde hace más de 100 años.

Ahora que lo son, le llaman división en el poder a cualquier diferencia entre los funcionarios públicos de diferentes instancias o, incluso, dentro del mismo poder.

La costumbre de ver en la uniformidad de pensamiento la unidad de la República degeneró en dictadura, en gobiernos que imponían la desigualdad y en la preservación de grupos cada vez más reducidos que se beneficiaban de esas disposiciones de gobierno, emanadas de una sola persona: el Presidente de la República.

Luego de ese condicionamiento que permeó los medios y la práctica política y burocrática de regímenes anteriores, lo que suceda en la Cuarta Transformación en materia de diferencias de opiniones, arroja interpretaciones tan temerarias como absurdas, lo que no mueve a ver claramente lo absurdo de los gobiernos que le antecedieron.

Un ejemplo de lo anterior fue cuando el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dijo que hay otras opciones “viables” antes que someter a una rifa la aeronave TP-01, en contraparte a la rifa anunciada por el Presidente de la República para lograr la venta del avión presidencial.

Esta divergencia es adoptada como el inicio de una ruptura dentro del gobierno irreconciliable. Acostumbrados a que sólo debe haber obediencia, la diversidad de opiniones es prácticamente un reto a muerte para quienes quieren enfrentar al grupo en el gobierno.

Por si esto fuera poco toman la declaración del Secretario de Comunicaciones y Transportes como muy cercano al desempleo por dar su punto de vista. Hay quienes señalan que tiene los días contados al frente de la dependencia.

El rumor se basa en una manera de ver la realidad del país con ojos del pasado, una optometría de anteayer, que les imposibilita adaptar su percepción al presente simplemente porque en el pasado la política dependía de una sola voluntad y se acostumbraron a no pensar y a no tener una mínima noción de historia nacional.

La uniformidad de criterios allanaba el entendimiento de una realidad que se repetía sexenio tras sexenio y hacía simple la marca de entender la política nacional, que aseguraban, en ese entonces, que era compleja.

Los vicios del pasado de algunos medios afectan la percepción de la realidad actual, a grado tal que desinforman, incluso involuntariamente, cumpliendo de manera muy relativa su responsabilidad social y negando su compromiso histórico de plasmar hechos para la posteridad.

15 Shares