La ONU advierte sobre peligro del acelerado calentamiento de los océanos

160

Los océanos se calientan y el hielo del planeta se está derritiendo, cambios que tienen implicaciones para casi todos los seres vivos de la tierra, afirma un documento de Naciones Unidas.

El último Informe sobre los Océanos y la Criósfera (zonas bajo hielo) del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC), corrobora que como resultado de la actividad humana el mar sube su nivel, el hielo se derrite y las especies migran.

A esa realidad los autores del texto agregaron que la pérdida permanente de hielo, debido al calentamiento global, amenaza con liberar aún más dióxido de carbono a la atmósfera, acelerando dicho proceso.

Sin embargo, advirtieron que los peores efectos del cambio climático pueden evitarse, si se implementan reducciones radicales en las emisiones de CO2.

‘El planeta azul está en grave peligro en este momento, padeciendo muchos insultos desde muchas direcciones diferentes y es nuestra culpa’, aseveró Jean-Pierre Gattuso, autor principal y coordinador del informe del IPCC.

La opinión del equipo de investigadores, encabezados por Gattuso, es que los océanos a nivel global se han calentado sin pausa desde 1970, período en el que han absorbido más del 90 por ciento del calor extra generado por la actividad humana, con una velocidad de incorporación de ese calor duplicada desde 1993.

También consideraron que el incremento del nivel del agua es causada, principalmente, por el derretimiento del hielo en Groenlandia y la Antártica, en tanto prevén que los glaciares tropicales de los Andes, Europa central y el norte de Asia perderán el 80 por ciento hielo en 2100 en un escenario de altas emisiones de CO2.

De acuerdo con el informe del IPCC la altura promedio de los océanos podría subir hasta 1,1 metros para 2100, en el peor escenario de calentamiento con graves consecuencias para las zonas costeras bajas del mundo, donde viven casi 700 millones de personas.

En particular señala que algunos estados isleños probablemente no serán habitables más allá de 2100.

Con información de la Agencia Prensa Latina

1 Shares