El joven cubano, Julio Antonio Mella, caracterizado por su idealismo y rebeldía, fue asesinado en la ciudad de México, el 10 de enero de 1929. 

90 años después, este mes el líder comunista en Cuba fue recordado con un homenaje en la colonia Tabacalera de la capital mexicana, entre reconocimientos a su ímpetu juvenil de mejorar las condiciones sociales en su país y en América Latina. 

Docenas de claveles rojos fueron depositados al pie del busto que lo reconoce, de manos de integrantes de la comunidad cubana en México, por amigos y con la presencia del embajador de Cuba en México, Pedro Núñez Mosquera. 

2 Shares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí