Los líderes mundiales del Grupo de los 20 (G-20) comenzaron este viernes en la ciudad japonesa de Osaka una cumbre de dos días en medio de las crecientes preocupaciones por las disputadas comerciales y las tensiones geopolíticas.

A medida que aumenta la escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, los ojos están puestos en si los líderes del G-20, que representan aproximadamente el 80 por ciento de la economía mundial, pueden ponerse de acuerdo sobre la importancia del libre comercio y el sistema de comercio multilateral basado en normas que han beneficiado el crecimiento económico.

“Las tensiones comerciales y geopolíticas se están intensificando”, advirtió el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en su mensaje al comienzo de la primera sesión, advirtiendo que la economía mundial enfrenta riesgos a la baja.

“Quiero que el G-20 comparta la determinación de lograr crecimiento al emplear todas las herramientas de políticas”, dijo Abe. “Deberíamos enviar un mensaje fuerte”, citó la agencia Kyodo.

El ministro japonés manifestó que está “profundamente preocupado” por la actual situación del comercio mundial, y señaló que las medidas restrictivas no beneficiarán a ningún país, en una referencia aparente a los aumentos de aranceles entre Estados Unidos y China.

0 Shares