Gobierno detiene tendencia al alza de incidencia delictiva: AMLO

123

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que una asignatura pendiente es la seguridad, pero se está trabajando todos los días para alcanzar la paz. 

Uno de los resultados es que “ya logramos detener la tendencia hacia el alza en la incidencia delictiva”, afirmó durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

En 2016 la tendencia era de 2.9 por ciento, mientras que en 2018 fue de 0.7 por ciento y en 2019 del 0.1 por ciento, informó.

“Estamos consiguiendo controlar la tendencia hacia el aumento en estos delitos”, señaló, al referirse a los porcentajes enunciados que corresponden a las variaciones mensuales de víctimas de homicidio doloso, lo cual “evidencia la desaceleración del crecimiento”.

En la gráfica presentada a los medios de comunicación, indicó que el máximo histórico se registró en julio de 2018, con tres mil 74 homicidios dolosos; hacia el primer trimestre del gobierno de la Cuarta Transformación, en marzo de 2019, la cifra bajó a dos mil 731.

Aunque hay un repunte hacia noviembre de 2019 con dos mil 921 homicidios dolosos, la cifra es menor al máximo histórico referido.

Guanajuato, el foco

El jefe del ejecutivo federal expuso que de acuerdo al reporte diario del gabinete de Seguridad, en la víspera “en nueve estados no hubo un homicidio” y destacó que el problema esta “focalizado” en Guanajuato, donde “ya hay un operativo especial de la Guardia Nacional”; en Estado de México y Jalisco.

Alcanzar la paz

El presidente López Obrador se dijo optimista en alcanzar la paz y presentar resultados para el primero de diciembre de este año, porque “no estamos haciendo lo mismo que hicieron lo que nos llevaron a esto, no estamos optando solo por el uso de la fuerza”, sino atendiendo las causas del problema.

La violencia, dijo, tiene una explicación y no justificación, porque se dejó crecer el problema, no se atendieron las causas, se abandonó la actividad productiva, se dejaron de crear empleos, los salarios en México son los más bajos del mundo.

Agregó que otras de las causas han sido la corrupción y el dominio de la impunidad, además, “no había una línea que dividiera la autoridad con la delincuencia”.

17 Shares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí