General Felipe Ángeles, nacido para ser patriota

273

El 26 de noviembre de 1919 Felipe Ángeles Ramírez es fusilado en Chihuahua, después de un juicio sumario por traición a la patria.

El general es recordado por ser un ejemplar miembro militar que se consagró por defender los ideales de Francisco I. Madero hasta el final de sus días. 

Felipe de Jesús Ángeles Ramírez nació el 13 de junio de 1869 en Zacualtipan, Hidalgo. Hijo de Juana Ramírez y Felipe Ángeles Melo, agricultor que obtuvo el grado de coronel tras combatir contra los Estados Unidos en 1847 y Francia en 1862.

Don Felipe Ángeles le enseñó a su hijo amor y respeto a su patria, pero igual justicia social, él creía que los menos favorecidos debía recibir educación para ser libres. 

Frente a este gran ejemplo de honestidad y sentido del deber, Felipe Ángeles Ramírez siguió los pasos de su padre y se dedicó a la milicia. Es en 1883 cuando ingresa al Colegio Militar y egresa siendo uno de los más prominentes artilleros que ha dado el país. 

Felipe Ángeles lanza fuertes criticas contra los procedimientos brutales y arbitrarios de los soldados de Porfirio Diaz, estos comentarios fueron mal recibidos por altos mandos por lo que en 1905 es enviado a Francia para cursar estudios en la Escuela de Aplicación de Fontainebleau y en la de Tiro de Mailly. Así, en 1908 fue ascendido a Coronel Técnico de Artillería.

En 1910 cuando estalla la Revolución Mexicana Felipe Ángeles se encuentra en el extranjero, ahora en un prestigioso artillero que se vuelve observador del movimiento revolucionario hasta que 1912 el gobierno de Francisco I. Madero le ordena regresar.

ÁNGELES Y SU LEALTAD A MADERO

A su arribo a México de inmediato tuvo una gran afinidad de ideales con Madero, este hecho lleva al nuevo presidente nombrarlo director del Colegio Militar de Chapultepec. En este puesto pudo observar que el descontento contra Madero en el país era generalizado, ya que el líder revolucionario no habría cumplido con sus promesas en campaña. 

Así, en este punto se comenzaron los alzamientos en contra de Madero y en Morelos inició la rebelión zapatista comandada por Emiliano Zapata. Felipe Ángeles tuvo que desarrollar una campaña militar de alto humanismo contra este grupo para evitar un choque sangriento con Zapata. 

Ángeles en ese momento dijo “ he tenido la ocasión de ser informado de la correcta actitud que usted ha sabido conservar, sin manchar en lo más mínimo sus antecedentes de hombre nombrado y militar pudoroso, que hace honrar a su carrera. De hombres así necesita la Revolución”.

A pesar de que se manifestaban a plena vista las inconformidades de los ex aliados de Madero, el general Ángeles siempre permaneció leal, y aunque se escuchaba sobre la traición interna Madero no tomó acciones y es cuando sufre un golpe de estado encabezado por Victoriano Huerta. 

La Decena Trágica culmina. Francisco I. Madero junto a el vicepresidente José María Pino Suárez son asesinados. A el general Ángeles le perdonan la vida por su condición de oficial del Ejército. 

ABRAZA LA CAUSA SOCIAL

Después de la muerte de Madero, Ángeles se marcha al exilio a Europa de donde regresa para unirse a los constitucionalistas de Venustiano Carranza para procurar el derrocamiento de Victoriano Huerta.

En 1914 al abrazar la causa se convierte en constitucionalista y revolucionario, llevándolo a Chihuahua para participar en la mayor operación militar que se había librado hasta entonces la Revolución en donde se enfrentó la División del Norte contra las de Huerta por el dominio de la Comarca Lagunera.

Al término de este enfrentamiento se dirige al noroeste a batallar contra las fuerzas convencionalistas llegando a ocupar la gubernatura de Coahuila. 

Fue derrotado junto a Villa en las batallas de Celaya y León. Traicionado por uno de sus compañeros, siendo apresado en el Cerro de las Moras en Chihuahua en 1919 y trasladado a la capital del estado donde se le hizo un juicio sumario por el delito de rebelión.

Hoy lo recordamos como un hombre de ideales democráticos de una gran lealtad, ética y honestidad, es un ejemplo patriotismo mexicano.

193 Shares

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí