Falta construir una patria común en América Latina: José Mújica

150
De: Pablo Ramos

En el Encuentro Latinoamericano “México ante los extremismos: el valor de la cultura ante el odio”, el ex presidente de Uruguay, José Mújica, consideró que “hemos construido un montón de estados en Latinoamérica (pero) falta construir la patria común”, con la finalidad de cultivar la inteligencia en la región.


El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien presentó al invitado en las instalaciones de la Cancillería y lo calificó como un “rebelde contra el cinismo”, recordó el plan al que aspira el gobierno de México para unificar a Latinoamérica y El Caribe a través de la cultura.


José Mújica pidió nunca olvidar “que nuestra independencia política surgió paralelamente cuando el mercado global se estaba gestando. Coincide con la inevitable dependencia socioeconómica que el mundo nos deparó”.


Latinoamérica, dijo, es un apelativo al conjunto de países que hablan alguna lengua proveniente del latín. Sin embargo, esta semejanza fue fruto de la colonización de Europa, naciones vinculadas políticamente al pertenecer a principados.


De a cuerdo con el ex mandatario, como la globalización es inevitable, “nos adaptamos o nos adaptan”, tras referirse a que “el Estado no se pone de gestor, sino de aliado —del sector privado—”.


Recordó que el nacimiento y desarrollo del capitalismo “es el terremoto más grande de la historia, (y) asistimos como espectadores, pero no como actores”.


Mújica, en su conferencia magistral En defensa de nuestros pueblos, anotó que hay “una cultura de la resignación a las medidas del feudalismo” y con ello, “el triunfo de la vida es ser rico; ser rico es equivalente a ser más feliz; no nos quejemos de las consecuencias que tiene
semejante doctrina”.


Entre los puntos en los que el político uruguayo recomendó trabajar están: que Latinoamérica se dé cuenta de su pequeñez frente al mundo, no entregarse ni rendirse; realizar un plan conjunto entre las universidades públicas de la región, aprovechar a la juventud globalizada, romper con los modelos de felicidad enfocados en el despilfarro.

4 Shares

1 COMENTARIO

Comments are closed.