¿Estrés hídrico en México?

212

El estrés hídrico en México es determinado por las características que tiene el país por las regiones que la componen, lo que genera una condición hidrológica con fuertes contrastes en cuanto a disponibilidad de agua.

El Valle de México con menos de 200 metros cúbico por habitante al año, tiene una disposición baja, mientras que la región frontera sur, con sus más de 24 mil metros cúbicos (m3), cuenta con una disponibilidad alta del líquido.

La situación del agua varía entre las Regiones hidrológico-administrativas; la mayor parte del agua disponible en la Península de Yucatán está en fuentes subterráneas, mientras que otras regiones como Golfo Norte y Golfo Centro dependen en un porcentaje alto del escurrimiento superficial.

Si se consideran las regiones que tienen una disponibilidad base media inferior a los mil 700 m3/ hab/año, existen más de 35 millones de habitantes en situación de estrés hídrico en México.

¿Qué es el estrés hídrico?

Se pueden definir como zonas de estrés hídrico aquellas regiones donde la disponibilidad de agua no satisface la exigencia de todos los usuarios, sea a nivel industrial, agrícola y doméstico.

De acuerdo con Instituto de Recursos Mundiales (WRI), Chihuahua tiene un puntaje de 4.63 de estrés hídrico, uno de los más altos del país.

Otros estados son Guanajuato (4.94), ciudad de México (4.90), Aguascalientes (4.81), estado de México (4.76), Querétaro (4.71), Hidalgo (4.63), Chihuahua (4.63), Zacatecas (4.63) y Sonora (4.60).

Día cero en la capital del país

La capital de México se encuentra en la lista de las 15 ciudades que registran estrés hídrico, y de acuerdo con una evaluación, junto con 200 ciudades, se podría encontrar en situaciones similares al que vivió ciudad del Cabo, Sudáfrica.

El informe, llamado “Inasequible e irrevocable: repensar el acceso al agua en las urbes del sur global”, del WRI dio a conocer que entre 1990 y 2015 la proporción de hogares urbanos que reciben agua corriente disminuyó en muchos países.

Esto es resultado de la escasez de agua, así como de la incapacidad de las ciudades o los servicios públicos para mantener el ritmo del crecimiento de las poblaciones urbanas.

Nuestro país en el mundo

México ocupa el sitio 24 en “estrés hídrico”, con un puntaje promedio de 3.86. Los tres más altos son Qatar (4.97), Israel (4.82) y Líbano (4.82).

México está en el siguiente escalón de la clasificación, es decir, ‘alto estrés hídrico’, acompañado de otra nación latinoamericana: Chile.

La puntuación de 3.86 de nuestro país refleja que consumimos entre el 40 y 80 por ciento de las reservas de agua al año.

5 Shares