¡El INFP origen y manipulación en las controversias de Morena!

779

A principios del año pasado se empezó a gestar un sutil linchamiento en redes contra la Secretaria General en funciones de presidenta del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

Ese acto, resultaba sorpresivo inadmisible y grosero ante un recuerdo inmediato de la lucha sin cuartel que nuestra presidenta había dado durante todo el proceso electoral incentivando a la militancia con su ejemplo. Su esfuerzo, y el de muchos más, sería recompensado con los triunfos esperados a lo largo y ancho de nuestro país.

Sin embargo, algunos, visiblemente ausentes en las luchas, se mostraban inconmovibles y preparaban golpes a la democracia interna del partido.

Las calumnias, mentiras y ofensas, antes anónimas, fueron creciendo al amparo de una “ira fácil” e irrespeto de sus detractores. Surgía el descaro y el cinismo, ya se ponían nombres y apellidos defendiendo argumentos banales.

En twitter, empecé a notar que algo andaba mal, TODOS mis seguidores son afines a la cuarta transformación y probados LópezObradoristas, pero sus reacciones a mis tuits ya no eran iguales. Encontraba un pudoroso silencio y últimamente un abierto rechazo a Yeidckol y en “apoyo” a los intelectuales del partido. Entendí con pesar lo que sucedía.

En el capítulo octavo de nuestro estatuto (De la reforma de los documentos básicos) su artículo 71, acepta que las reformas requerirán la aprobación de un Congreso Nacional ordinario o extraordinario y LA AUTORIDAD ELECTORAL.

El capítulo noveno: (Del Instituto Nacional de Formación Política de Morena) en su artículo 72 establece que:

“Es responsabilidad de Morena formar y capacitar política, ideológica y éticamente a los protagonistas del cambio verdadero, a todos aquellos que aspiren a ocupar un cargo de representación interna o de elección popular…”.

Aquí el propósito de los “reformadores” era ignorar  la existencia de la Secretaría de Educación, Formación y Capacitación Política del Comité Ejecutivo Nacional y en todos los estados, asignándoles un secundario papel de “coadyuvante” del propio INFP.

El artículo 73 propuesto dice:

“El Instituto Nacional de Formación Política es un órgano que gozará de la autonomía en su funcionamiento y gestión…y será dirigido por un consejo interno y un presidente que coordinará sus actividades y funcionará bajo los lineamientos que se establezcan”.

Podemos observar en el diario oficial del 27 de Diciembre de 2018 que el INE resolvió ordenando a Morena que el siguiente congreso nacional (oficial) que celebre, modifique el artículo 73 del estatuto para que quede expresamente señalado que la autonomía en el funcionamiento y gestión del Instituto de Formación Política NO IMPLICA AUTONOMIA FINANCIERA, esto es, no cuenta con personalidad ni patrimonio propios.

De ahí que todo lo relacionado con la administración de recursos federales y locales, así como con la rendición de cuentas, deberá ser llevado a cabo a través de los órganos competentes a nivel nacional y en cada entidad federativa.

Resulta increíble que conociendo de esta resolución el grupo de intelectuales del instituto inexistente MINTIERAN a las personas que les siguen en redes sociales elaborando un perverso discurso culpando a Yeidckol Polevnsky por no entregar  recursos que ella estaba impedida a dar y ellos a recibir.

La Secretaría de Educación y Formación Política del Comité Ejecutivo Nacional y las Secretarías estatales son sin duda los órganos competentes que podrían  coordinar los esfuerzos del nuevo Instituto Nacional de Capacitación y Formación Política y elegir a sus integrantes.

Por último, el artículo 74 parte de una interpretación incorrecta: “Para la ejecución de sus funciones contará con el cincuenta por ciento de las prerrogativas locales y federales del partido que serán administradas por la comisión creada para tal efecto”. Como podemos ver, éste artículo ya dimensiona recursos que cuentan con la misma restricción en la resolución del INE y deberá ser eliminado.

¡Siempre lamentaré el desprestigio a partir de la mentira y el odio, nada lo justifica, eso es un acto criminal!

145 Shares