El reconocimiento de los pueblos originarios como raíz de nuestra cultura, es la labor que el gobierno federal inició desde que los representantes de las comunidades indígenas le entregaron el Bastón de Mando al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el marco de la conmemoración del Día de la Raza, es imprescindible recordar la ceremonia en la que los representantes de los pueblos le otorgaron el cetro al líder político con una consigna: “que lo utilice para mandar obedeciendo al pueblo”. 

Con este acontecimiento histórico, el rescate de los pueblos originarios mexicanos se enmarca en los cambios de la Cuarta Transformación del país.

0 Shares