Aniversario de la Revolución Cubana

117

El fin del año 1958, reflejaba la agonía del régimen dictatorial de Fulgencio Batista.

El 28 de diciembre las milicias comandadas por el Che Guevara habían incursionado en la blindada Santa Clara, centro de la isla y último reducto antes de tomar La Habana.

Antes de la medianoche y del amanecer histórico, Batista huye hacia Santo Domingo, junto con el entonces presidente electo, que estaba destinado a ser su títere, Andrés Rivero Agüero,

Con lo que el gobierno de la isla quedaba en manos del General Eulogio Cantillo.

El 31 de diciembre de 1958, en la ciudad de Santiago en Cuba, el Comandante en Jefe del Ejército Rebelde, Fidel Castro Ruz, daba su primer discurso en una Santiago liberada. Ahí designaba a dicha ciudad capital provisional de la república, con la consigna: ‘’La Revolución empieza ahora; la Revolución no será tarea fácil, la Revolución será una empresa dura y llena de peligros, sobre todo, en esta etapa inicial, y en qué mejor lugar para establecer el Gobierno de la república que en esta fortaleza de la Revolución para que se sepa que este va a ser un gobierno sólidamente respaldado por el pueblo en la ciudad heroica y en las estribaciones de la Sierra Maestra, porque Santiago está en la Sierra Maestra. En Santiago de Cuba y en la Sierra Maestra, tendrá la Revolución sus dos mejores fortalezas”.

Al final del desarrollo de una lucha armada revolucionaria que se prolongó por espacio de poco más de tres años, desde su llegada del puerto mexicano de Tuxpan, el Ejército Rebelde y las organizaciones revolucionarias cubanas encabezadas por el Movimiento 26 de Julio y el Directorio Revolucionario, entre otras, se aproximaban al triunfo total sobre las fuerza de la Dictadura.

Quienes lograron sobrevivir al desembarco del Granma el 2 de diciembre de 1956, conocían muy bien aquellas palabras que decía su Comandante en Jefe sobre el futuro.

Fidel señalaba aquel 31 de diciembre: “Los hombres que cayeron en nuestras tres guerras de independencia juntan hoy su esfuerzo con los hombres que han caído en esta guerra, y a todos nuestros muertos en las luchas por la libertad podemos decirles que por fin ha llegado la hora en que sus sueños se cumplan; ha llegado la hora de que al fin todos ustedes, nuestro pueblo, nuestro pueblo bueno y noble, nuestro pueblo que es todo entusiasmo y fe, nuestro pueblo que quiere gratis, que confía gratis, que teme a los hombres con cariño más allá de sus ofrecimientos, tendrá lo que necesita. Y solo aquí me resta decirles, con modestia, con sinceridad, con profunda emoción, que en nosotros, en sus combatientes revolucionarios, tendrán siempre servidores leales, que solo tendrán por divisa servir”.

La Revolución Cubana influyó en los movimientos sociales de América Latina, creando frentes y movilizaciones que terminaron en reformas profundas en las diferentes políticas de esa parte del continente que parecían inamovibles.

La importancia de la Revolución Cubana tuvo una serie de repercusiones que Estados unidos, a través de sus diferentes agencias de espionaje y militares multiplicaron sus esfuerzos y su personal para evitar que dicho movimiento histórico contagiara al resto de la zona.En la madrugada del 1 de enero de 1959, las tropas del Segundo Frente Nacional del Escambray comandadas por Eloy Gutiérrez Menoyo entraron a La Habana. Al día siguiente llegaron las tropas del Movimiento 26 de Julio comandadas por Camilo Cienfuegos y el Che Guevara, tomando sin resistencia el regimiento de Campo Columbia y la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

1 Shares