Alimentar y cuidar del planeta deben ir de la mano: FAO

215

Los sistemas agrícolas de alto costo en los insumos y de producción intensiva, han aumentado la producción de alimentos, pero a costa del medio ambiente y de la salud de la población, afirmó José Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En el marco del Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible, que se realiza en Nueva York, pidió un cambio transformador hacia los sistemas alimentarios que proporcionan productos saludables y nutritivos, al tiempo que salvaguardan los recursos naturales. “Alimentar a la gente debe ir de la mano con el cuidado del planeta”, enfatizó.

Por un lado, los sistemas agrícolas de alto insumo e intensivos han generado deforestación, escasez de agua, agotamiento del suelo y altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero, detalló.

En cuanto a la salud de la población, el titular de la FAO, subrayó la necesidad de atender con urgencia  los niveles alarmantes y crecientes de obesidad y deficiencias de micronutrientes, lo que “está ocurriendo particularmente en poblaciones que consumen dietas de baja calidad basadas en productos con poca diversidad alimentaria”.

El alto consumo de alimentos ultraprocesados es otro factor clave de prevalencia de la obesidad, sostuvo y refirió que este tipo de productos contienen poco o ningún valor nutricional, con alto contenido de grasas saturadas, azúcares refinados, sal y aditivos químicos, pero son más baratos y accesibles que los alimentos frescos.

Apuntó que los agricultores familiares también podrían desempeñar un papel vital en el aumento de la producción y el consumo de alimentos frescos saludables y diversificados y, por lo tanto, mejorar la alimentación de las personas.

Por lo cual, llamó a la adopción de políticas y marcos legales que permitan a los agricultores familiares adecuarse y prosperar en el entorno cambiante, que les permita maximizar su contribución al desarrollo sostenible.

“Necesitamos reformar nuestros sistemas alimentarios (…) Los agricultores familiares son los que producen alimentos saludables. Pueden salvarnos de la epidemia de obesidad, los necesitamos para dietas saludables”, afirmó Graziano da Silva.

Apuntó que las granjas familiares representan más del 90 por ciento de todas las granjas a nivel mundial y producen el 80 por ciento de los alimentos del mundo en términos de valor.

Destacó que la FAO y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) establecieron un fondo fiduciario de múltiples donantes y afirmó que se asignó un capital inicial para promover un mejor diálogo e intercambio entre los agricultores sobre políticas públicas.

DRG

1 Shares